SIN IRSE DE SU CASA - SIN PERDER ESTÉTICA - SIN LEVANTAR EL TECHO
Nuevo Sistema de Inyección por Alta Presión (impregnación)

BICHO-TALADRO (Gorgojo de la madera)
Hylotrupes Bajulus

ORDEN: COLEÓPTERO.


Estadios

La hembra pone 400 huevos de promedio (manchas grisáceas) sobre los tirantes del techo o de la corteza de los árboles.

a. Larva: En el estadio larvario el bicho taladro mide hasta 30 mm de longitud y puede estar de 3 a 10 años en esta etapa. Este es el estado del insecto en que produce más daño, ya que, se alimenta de madera dejando largas galerías y orificios de salida, sobre la cual en ocasiones sólo queda sin tocar una finísima capada de madera superficial del tamaño de una hoja de papel, sin que se pueda detectar a simple vista. En un grado de infestación media se pueden escuchar el ruido característico y es cuando el bicho taladro come la madera. En la mayor parte de su vida el bicho taladro es casi imperceptible, por lo que se puede multiplicar de forma ilimitada, hasta el derrumbe del techo.

b. Adulto: El bicho taladro es su estado de adultez llega a 20 mm de longitud, ancho y aplanado, la parte superior es de color pardo oscuro con pilosidad gris, de antenas largas, sale para reproducirse (orificios de salida) y las hembras fecundadas vuelan y arrastradas por el viento pueden volar hasta 3 km de distancia. Al bicho taladro también se le suele llamar “carcoma de la madera”.

El Bicho Taladro es un insecto muy dañino para su techo, pisos, escaleras, y muebles de madera etc.

 

 

NUESTRO MÉTODO: (PREVENTIVO Y CURATIVO)

Este sistema está comprobado en todo el país y por más de 15 años, por el cual inyectamos por alta presión, a través de una bomba a 200 libras de presión, el insecticida el cual tiene un alto poder de volteo inmediato y una prolongada acción residual, lo que nos permite llegar al centro de las maderas con cuerpo, que es donde viven las larvas y son sensibles a las temperaturas extremas. De esta manera, podemos garantizar nuestro trabajo por 10 años (por escrito), lo que sería imposible si utilizáramos los métodos tradicionales de pulverizado, pincelado con pintura o inmersión de tirantes, ya que debido a la poca capacidad de absorción, los insecticidas no logran penetrar más que algunos milímetros de la superficie. Habiendo sido tratada la madera con nuestro sistema, no solo se termina con los insectos que estén en ese momento en actividad, sino también se protege por ese período, de cualquier otra plaga que afecte la madera como: polilla de la madera, termitas, hormigas carpinteras, etc. Por otro lado, al no ser tóxico para las personas (productos Clase III), no es necesario deshabitar el lugar, ni levantar el techo (porque lo hacemos desde abajo), y no se pierde la estética, ya que una vez inyectado se tapan y disimulan los agujeros con el color original del techo.

Quedamos a su disposición para consultas, diagnósticos y presupuestos sin cargo, en todo el país.

 

 

 | Inicio | Bicho Taladro | Clavel del Aire | Cucaracha | Mosca | Mosquito | Murciélago | Roedores | TermitasContacto |